Medicina regenerativa: ¿qué es exactamente y cuándo se utiliza?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El organismo tiene una capacidad natural de autocuración.

La medicina regenerativa es una rama de la medicina que se ocupa del desarrollo de terapias que reparan o regeneran células y tejidos lesionados, enfermos o defectuosos, para restaurar su estructura y función.

La convergencia de nuevos avances tecnológicos y de investigación médica, ha propiciado que su uso clínico, haya sufrido un crecimiento exponencial con prometedores resultados, en comparación con las estrategias terapéuticas habituales en Traumatología y Cirugía Ortopédica, más agresivas o que se centran en paliar los síntomas.

Facilitando o acelerando este proceso intrínseco, el médico puede iniciar y mantener esta vía de reparación, en la que antes se indicaba una intervención quirúrgica, o inyecciones repetidas de corticoides, en procesos no inflamatorios como las tendinopatías.

Tipos de medicina regenerativa

Se pueden dividir en 4 grupos principales, a realizar de manera individual o conjunta. Éstos son el plasma rico en plaquetas (PRP), las inyecciones de células madre, la proloterapia y las técnicas de regeneración del cartílago.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Es un producto derivado de la sangre del propio paciente (autólogo) con una concentración de plaquetas y otros elementos bioactivos plasmáticos por encima de los valores normales. Tiene como objetivo atraer células progenitoras y estimular la respuesta curativa natural.

Se realiza por el equipo de profesionales de nuestra clínica obteniendo una muestra de sangre del paciente que se procesa en condiciones controladas mediante un sistema cerrado; separamos los componentes de la sangre y se selecciona la fracción que contiene la concentración más adecuada de plaquetas; posteriormente se administra en la zona a tratar mediante una infiltración.

Los efectos beneficiosos sobre el paciente son:

  1. Antiinflamatorio: bloqueando la producción de citocinas inflamatorias.Analgésico: induciendo una respuesta endógena que disminuye el dolor
  2. Regenerativo: acelerando la cicatrización de los tejidos lesionados, estimulando la producción de matriz celular y células madre, reduciendo el tiempo de recuperación.

Las aplicaciones o lesiones a tratar con PRP son:

  • Artrosis de rodilla o cadera.
  • Lesiones del cartílago o condromalacia.
  • Lesiones meniscales.
  • Tendinopatias aquiles, manguito rotadores, rotuliana o fascitis plantar.
  • Roturas musculares.
    Retardo de consolidación o pseudoartrosis.
  • Estos tratamientos no presentan riesgos para el paciente; se realizan con dispositivos médicos certificados, especializados y con garantía de calidad (marcado CE). La sangre va a estar en todo momento sin contacto con el aire ni componentes contaminados, evitando la transmisión de enfermedades infecciosas y cumpliendo las condiciones de seguridad impuestas por la Agencia Española del Medicamento y ppoductos Sanitarios (AEMPS).

Además, el PRP es 100% del propio paciente; sin posibilidad de alergia, contagio de enfermedades o rechazo. Posteriormente a la infiltración debe guardar reposo durante 48 horas, así como el uso de antiinflamatorios. Como analgesia se recomienda paracetamol y metamizol en caso de necesidad.

Terapia con células madre

Se trata de una tecnología avanzada para el tratamiento de la artrosis o degeneración articular en pacientes que ha fracasado el tratamiento conservador, de lo contrario tendrían que someterse a una cirugía.

Estas células tienen la capacidad de diferenciarse en diferentes grupos celulares como hueso, cartílago, grasa o musculo, y secretar muchas citocinas y factores de crecimiento. Aislar, concentrar e inyectar estas células madre y las citocinas/factores de crecimiento asociados, es una forma biológica de apoyar los esfuerzos regenerativos del cuerpo en pacientes con osteoartrosis.

Las células madre se encuentran en diferentes áreas del cuerpo. Utilizamos las extraídas de la medula ósea (BMC) o de la grasa abdominal (MSC). El procedimiento se realiza en quirófano bajo sedación ligera y tras la extracción, el fluido obtenido se prepara en un sistema especial de circuito cerrado aislando la capa relevante de células madre concentradas para inyectarlas en la articulación afectada bajo control de radiografía o ecografía.

El tratamiento dura aproximadamente 60 minutos y se recibe el alta domiciliaria a continuación.

Este procedimiento no presenta ningún efecto secundario, dado que la inyección solo contiene líquido y células de su propio cuerpo. Puede experimentar dolor/irritación leve o algún hematoma durante unos días. Se recomienda aplicar hielo varios minutos al día; evitar levantar objetos pesados y trabajos extenuantes, así como las actividades deportivas 4-6 semanas para apoyar el proceso de recuperación.

Proloterapia

La inflamación aumenta el flujo sanguíneo y atrae células (granulocitos, monocitos, macrófagos y fibroblastos) que pueden reparar y curar los tejidos dañados. La proloterapia consiste en la inyección de un irritante en el área lesionada, lo que aumenta temporalmente la inflamación y con ello adicionalmente se facilite una mayor curación.

La proloterapia a veces usa PRP como irritante, pero por definición no es una terapia celular. De hecho, el irritante más utilizado es la dextrosa, un azúcar simple. También se pueden usar sustancias como la glicerina o solución salina.

Cirugías para la reparación del cartílago

El cartílago al no contener vasos sanguíneos, carece de capacidad para una curación natural. Se pueden usar diferentes técnicas para tratar de reparar el cartílago, que incluyen, entre otras:

Perforaciones o abrasiones en el hueso directamente debajo de la lesión del cartílago. El objetivo es que la sangre del hueso dañado facilite el crecimiento de nuevas células de cartílago.
Trasplante de cartílago de otra parte del cuerpo del paciente o de un donante.
Implantar tejido diseñado a partir de células madre y un andamio artificial; una especie de red microscópica que sostiene las células hasta que maduran y crecen.

¿Para qué pacientes está indicada la medicina regenerativa?

Como se ha comentado con anterioridad, existen varias opciones en cuanto a los tipos de tratamiento y donde obtenerlos. Para tomar una decisión es necesaria un adecuado diagnóstico, posibilidades terapéuticas de cada paciente en función de su patología, costes) puesto que los seguros médicos no cubren los tratamientos de medicina regenerativa) y los posibles efectos secundarios.

¿Existe algún tipo de riesgo en la medicina regenerativa?

La mayoría de las terapias con células madre que utilizan células madre adultas se consideran seguras porque estas se obtienen del paciente, lo que minimiza el riesgo de una reacción no deseada. Los efectos secundarios más comunes son hinchazón y dolor temporales.

Si bien la mayoría de las terapias regenerativas se consideran seguras; conllevan los mismos riesgos que cualquier otro procedimiento médico, como un pequeño riesgo de infección; que puede aumentar si:

Se utiliza un tipo diferente de célula madre (por ejemplo, células madre pluripotenciales en lugar de células madre adultas).
Las células madre se cultivan en un laboratorio durante un tiempo.
Las células madre se mezclan con sustancias químicas.

logo firma abajo samuel

Dr. Samuel Mora Morgado 

Dirección: 

Av. Juan XXIII 6130, Vitacura - Las Condes - Santiago

Contacto: 223751294 / +56 9 6308 6203

Correo Electrónico: info@samuelmoramorgado.cl

Sígueme en

Búsqueda